Saltar al contenido
La Hora Muerta Empieza

La misteriosa habitación fantasma de Maynooth

23 junio, 2019

El paisaje pintoresco alrededor de Dublín, Irlanda, está salpicado de lugares y edificios históricos. Aquí, castillos cubiertos de hiedra, pintorescas mansiones y todo tipo de ruinas de otros tiempos salpican el paisaje y atraen hacia sí historias de lo extraño y lo sobrenatural. Uno de esos lugares es el histórico seminario católico romano, el Colegio de San Patricio, en Maynooth, a las afueras de Dublín, que desde el año 1795 ha servido como un importante campo de entrenamiento para los sacerdotes durante siglos. También es la ubicación de una habitación misteriosa envuelta en leyendas e historias de miedo, que se describe de diversas maneras como un refugio para espíritus, demonios o ambos.

Los cuentos giran en torno a una habitación particular dentro del complejo en expansión, que se encuentra dentro de la Casa Retórica, construida a principios de la década de 1830 para servir como residencia para los sacerdotes en formación, y todo comienza con los suicidios. La ubicación es la notoria Sala 2, que en la década de 1840 fue el escenario del primero de varios suicidios que arruinarían su reputación. El primer incidente fue cuando un estudiante llamado Sean O’Grady, repentinamente y sin advertencia, saltó de la ventana de la habitación para caer en picado y perder la vida. En ese momento, nadie podía entender por qué haría una cosa así, y todo era un misterio. El siguiente trágico evento ocurrió cuando un día el residente de la habitación, Thomas McGinn, se perdió una conferencia, y cuando sus amigos fueron a buscarlo, supuestamente lo encontraron tirado en un charco de sangre después de haberse cortado la garganta.

Después de estos hechos, la habitación 2 aparentemente quedó vacante por el resto del año, y cuando un nuevo residente finalmente se mudara, también se lo encontraría sin vida por una herida autoinfligida en la garganta con una navaja de afeitar. El siguiente residente también fue encontrado apenas vivo encogido en el suelo debajo de la ventana después de que había saltado. Sorprendentemente, viviría lo suficiente para contarle al vicepresidente de la universidad cómo había estado experimentando horribles visiones demoníacas en la habitación, después de lo cual sucumbiría a sus graves heridas. Le dijo al sacerdote que había visto una cara demoníaca en su espejo, y que había tratado de obligarlo a que se hiera así mismo, y que al final decidió saltar de la ventana para escapar de aquellas visiones aterradoras. El cura aparentemente trató de pasar la noche en la habitación y saldría balbuceando y con su cabello completamente blanco.

Según el relato, estos tristes hechos fueron encubiertos por la universidad, sin que se hiciera mención alguna a ninguna de las nuevas personas que se mudaron. Eventualmente, se convertiría en un oratorio y un área de espera para las Oficinas Académicas, pero las historias rodeándolo permaneció. Investigadores paranormales que se han aventurado aquí, como Hans Holzer, autor del libro “Fantasmas: verdaderos encuentros del mundo más allá”, han dicho que fueron superados por un temor malévolo mientras estaban en la habitación, obligados a huir por una fuerza que no lograron ver ni entender.  Otros visitantes han hablado de observar apariciones, visiones de una criatura de cuatro patas y de una presencia que parece dibujarse alrededor de la estatua de San José de la habitación, que se encuentra sobre un altar en la parte posterior de la habitación. Hasta el día de hoy, también hay manchas oscuras en el piso que se rumorea son manchas de sangre de algunos de los eventos que ocurrieron. Curiosamente, los visitantes a la sala hasta el día de hoy no pueden traer espejos.

Entre los visitantes se han reportado muchos otros fenómenos, como los lugares fríos, las figuras sombrías que se vislumbran desde el rabillo del ojo, los brotes repentinos de pánico y el funcionamiento del equipo eléctrico, y todo esto es suficiente para que uno se pregunte si realmente existe. No es una guarida de fuerzas demoníacas. Si es así, ¿por qué debería ser atraído a esta habitación y por qué debería sentir la necesidad de llevar a los que viven en ella a quitarse la vida? Probablemente nunca lo sabremos, y por ahora la Sala del Fantasma de Maynooth está allí vacía y guardando sus secretos ¿te atreverías a pasar una noche?