Saltar al contenido
La Hora Muerta Empieza

¡La propuesta de China para una “marca” global con un código QR!

24 noviembre, 2020

¿Se va a instaurar una una “marca” global con motivo del coronavirus, esta pandemia que amenaza con cambiar las vidas en todo el mundo? Pues van apareciendo algunos signos de la imposición de un sistema global de control de la humanidad.

El presidente chino Xi Jinping propuso claramente la imposición de códigos QR a toda la población para que, según él se pueda “mejorar el comercio y los viajes” que ahora han sido afectados por el coronavirus. Esta sería como una “marca” para viajar o hacer negocios

El presidente chino dijo lo siguiente durante la cumbre del G20:

“Mientras tratamos de controlar el virus, necesitamos restaurar la seguridad y el buen funcionamiento de la industria global y la cadena de suministro” refiriéndose a la necesidad de “reducir tarifas y barreras”. “Comercio” y “liberalización” del comercio de productos médicos críticos y que para hacerlo se deben crear mecanismos que simplifiquen el flujo de productos y servicios en este momento de pandemia.

Esto puede venir en forma de códigos QR que contendrán información sobre el estado de salud de cada persona, dijo Xi.

“China ha propuesto un mecanismo global para un proceso de certificación de salud universalmente aceptado basado en pruebas de ácido nucleico y códigos QR que serán universalmente aceptados. Esperamos que cada vez más países acepten este mecanismo. ”

De hecho, los partidarios de la “nueva era” y el nuevo “gran reinicio” ya no se esconden, sino que lo dicen abiertamente como el presidente chino, uno de los principales defensores de la globalización:

Un certificado sanitario de común acuerdo que tendrá vigencia en todos los países del mundo y que tendrá la forma de un código QR o quizás un código de barras para que todos lo lleven, sin el cual no podrán hacer acuerdos comerciales ni, por supuesto, viajar.

“Necesitamos armonizar aún más las políticas y estándares y establecer ‘vías rápidas’ para facilitar el flujo ordenado de personas”, dijo.
Los códigos se utilizarán para ayudar a establecer el estado de salud de un viajero.

Pero los defensores de los derechos humanos advierten que los códigos podrían usarse para “una supervisión y exclusión políticas más amplias”.