Saltar al contenido
La Hora Muerta Empieza

Las HIJAS de TUTANKAMÓN, ¿No humanas?

21 mayo, 2019

Los científicos egipcios realizarán pruebas de ADN en dos fetos momificados encontrados en la tumba de Tutankamon para determinar si son hijas del joven faraón, dijo ayer el Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto. Los fetos, descubiertos en la tumba de Luxor en 1922, pueden ser sus hijos nacidos muertos.

Hasta hace poco, no había habido ninguna indicación arqueológica de que el faraón que murió hace más de 3.000 años, alrededor de 19 años, haya dejado descendencia. Zahi Hawass, el jefe de las antigüedades egipcias, dijo que las pruebas también intentarán determinar el linaje familiar de Tutankamón, una fuente de ambigüedad entre muchos egiptólogos.

Un radiólogo y miembro del equipo de investigación, Ashraf Selim, dijo que el equipo había realizado tomografías computarizadas y había tomado muestras para pruebas de ADN. “Queremos descubrir la verdad [sobre] la historia de estos reyes”. Los eruditos creen que Tutankamon se casó con su hermanastra, Ankhesenamun, la tercera hija del faraón Akhenaton por su esposa Nefertiti, cuando tenía 12 años, pero que la pareja no tuvo hijos sobrevivientes.

Tutankamón fue uno de los últimos reyes de la 18ª dinastía de Egipto y gobernó durante un período crucial, lleno de turbulencias.

Desde que fueron encontrados en la tumba del faraón, los fetos momificados se han mantenido almacenados en la escuela de medicina de El Cairo y nunca se han exhibido, dijo Selim. Hawass ha anunciado planes ambiciosos para realizar pruebas de ADN a todas las momias reales y casi dos docenas de personas no identificadas almacenadas en el museo egipcio en El Cairo.

El año pasado, Egipto anunció que los arqueólogos habían identificado a la momia de Hatshepsut, la reina más poderosa de Egipto y la única mujer faraona, pero los científicos todavía están analizando a la momia calva de 3.500 años para intentar respaldar la afirmación.

Hawass ha rechazado durante mucho tiempo las pruebas de ADN realizadas por expertos extranjeros. Las pruebas podrían tardar varios meses en completarse.