Saltar al contenido
La Hora Muerta Empieza

Miembros del reparto de la nueva película de Annabelle , experimentaron una fuerte actividad paranormal mientras filmaban

26 junio, 2019

De acuerdo con los miembros del elenco de la nueva película “Annabelle 3: Vuelve a casa“, experimentaron algunas cosas bastante extrañas e inexplicables mientras filmaban. Como tradición, un sacerdote viene al set de las películas del “Conjuro” para bendecir al equipo de producción. Desafortunadamente para ellos, esta vez la actividad paranormal no se detuvo.

Según las notas de producción, un banco de piano en la sala de artefactos “se movió de la noche a la mañana en varias ocasiones, aunque ningún miembro de la tripulación estaba trabajando y el escenario estaba cerrado”. Otro día, un periodista visitó el plató de la película y, mientras estaba allí, su reloj comenzó a acelerar y avanzar a una alta velocidad por varias horas. Esto solo sucedió mientras estaba en el lugar de rodaje, ya que su reloj funcionaba perfectamente bien al día siguiente.

Desafortunadamente para Mckenna Grace, de 12 años, quien interpretó a la hija de Ed y Lorraine Warren, Judy en la película, la mayoría de la actividad paranormal se centró en ella. Comenzó reportando que una mañana se despertó con un extraño corte en forma de triángulo cerca de la línea del cabello. Una experiencia aterradora sucedió cuando estaban en el set y las luces se apagaron, cuando éstas volvieron a encenderse, la nariz de Grace estaba sangrando severamente, pero se detuvo tan pronto como ella dejó el set de grabación para buscar un pañuelo.

Grace también observó puertas que se abrían por sí solas; y una sombra que parecía dormir en una de las habitaciones que estaba vacía. Incluso un día  llevaba un rosario cuando el crucifijo que colgaba se cayó y se rompió inexplicablemente.

Cuando Grace llevó su cámara al equipo para tomar fotos con el equipo, cada vez que Annabelle estaba en la foto, la foto salía negra. Y en una de las fotos que se tomó con el actor Patrick Wilson, apareció una marca negra en la parte superior de la cruz que llevaba puesta. Experimentó además la caída de un vaso y sintió como una botella se calentó tanto que le quemó la mano.

Su experiencia más aterradora fue cuando ella y su coestrella Madison Iseman caminaban por un pasillo cuando escucharon tres golpes en una puerta y cuando la abrieron, la muñeca Annabelle estaba sentada en una mecedora. Poco después, escucharon otro golpe y volvieron a abrir la puerta, pero Annabelle se había ido. Pensaron que el equipo de producción les estaba haciendo una broma, pero nadie se adelantó para admitir que eran ellos.

“Personalmente, no sé si creo en los fantasmas o no”, dijo Grace, “estoy desconcertada porque, si bien es cierto, hay explicaciones lógicas, también hay cosas que no se pueden explicar”. Basándose en las cosas espeluznantes que ella y los demás experimentaron durante el rodaje de la película, parecía que alguien o algo estaba haciendo notar su presencia ¿Tú qué opinas?