Saltar al contenido
La Hora Muerta Empieza

Miguel Blanco el periodista que VIO A UN DEMONIO y hablo con él

17 marzo, 2019

Y el caso de Clavius, el hombre que regresó a la vida convertido en Zombie

Miguel Blanco un periodista bastante conocido por los trabajos de investigación que realiza y con muchos años de experiencia. Tras su inicio en Radio Juventud y Radio Cadena Española Miguel cuenta en una entrevista que hace muchos años atrás pudo ver a un demonio en Haití.

Hablar de Haití es hablar de una tierra pobre y árida

Reminiscente de los viejos años de dominio y ocupación colonial francesa, de dictadores duros con pocos escrúpulos, de la guardia negra, o del temido polvo zombificado, y sus devastadoras consecuencias. Peor aún con catástrofes como el terrible terremoto sufrido en su capital, Puerto Príncipe, con miles de víctimas y que requirió ayuda internacional para ayudar a ponerlo en pie.

Esta historia inicia en la ciudad de Gonaives, en 1980 apareció una persona, un hombre, caminando con dificultad, erráticamente, con una mirada perdida. En shock Cuando lo llevaron a la policía haitiana, se descubrió que era Clavius ​​Narcise … ¡Pero era imposible! Clavius ​​Narcise se presumía muerto, certificado, el 3 de mayo de 1962, había pasado 18 años y, a pesar del tiempo transcurrido, y las malas condiciones de vida de Clavius, eran fácilmente reconocibles. Incluso en 1962 su cuerpo fue enterrado … ¿Cómo fue eso posible?

Clavius ​​Narcise se había convertido en un “zombie” el 4 de mayo de 1962, cuando fue reanimado por un hechicero, por un bokor. Y en Haití, la adoración se hace al mal, al diablo, a los demonios. Como pudo comprobar el investigador y periodista Miguel Blanco.

Después de muchos días de atención y cuidado, Clavius ​​comenzó a recordar cómo, después de morir, al día siguiente, fue revivido por un bokor, tratado como un animal, sus brazos y piernas fueron atados y trasladados a otro lugar de la isla. Le administraron algo y él comenzó a olvidar su vida anterior. Su mente estaba dormida, era un autómata que solo hacía lo que se le ordenaba. Fue entregado a una plantación de caña donde trabajó en días de 16 horas sin apenas comida ni agua.

Y es que la zombificación es un secreto que solo sucede desde bokor hasta bokor, importado de África por los primeros esclavos. Allí, en los sótanos de esos barcos de esclavos creció una nueva religión que fusionó algunos rituales católicos con cultos africanos y caribeños. Dioses, demonios, con maestros de ceremonias que conocen el secreto de su magia negra … Los Bokor.

El zombie es una persona reanimada de una muerte clínica, que bajo ciertas sustancias ha sido inducida y que un brujo “despierta” para anular su conciencia y actuar, de por vida, como un esclavo sin más recuerdos que el día a día. De minuto a minuto, de segundo a segundo …

Como en el caso de Clavius, hubo cientos de casos nuevos, especialmente cuando su popularidad saltó a los periódicos. El miedo es un factor que debe tenerse en cuenta en la población de Haití, cuando se teme que el bokor “sople” el polvo de zombies y lo lleve a un sueño casi eterno. Hasta el punto de que los cementerios y los parientes están enterrados en los jardines y proximidades de las casas, de modo que el bokor no lleve a sus seres queridos a trabajar como esclavos. Mejor muerto que zombies

PERO ESTO NO ES NADA

Miguel Blanco este reconocido periodista contó en una entrevista como fue que vio al demonio en persona: