Saltar al contenido
La Hora Muerta Empieza

¿Por qué en la religión católica no se come CARNE en CUARESMA?

15 marzo, 2019

¿Y por qué si la carne del pescado?

En el día de la cuaresma el menú de todos los restaurantes anuncia un artículo en su menú: ¡pescado! ese es el común denominador.

Entonces, ¿por qué la Iglesia instruye a los católicos a abstenerse de comer carne los viernes (así como el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo), pero da el visto bueno para que los católicos coman pescado?

¿Por qué el viernes?

Los pueblos católicos desde tiempos inmemoriales han apartado el viernes para una observancia especial penitencial por la cual con gusto sufren con Cristo para que algún día puedan ser glorificados con él. Este es el corazón de la tradición de abstinencia de la carne el viernes, donde esa tradición se ha observado en la santa Iglesia Católica.

Como se cree que Jesucristo sufrió y murió en la cruz un viernes, los cristianos desde el principio se han apartado ese día para unir sus sufrimientos a Jesús. Esto llevó a la Iglesia a reconocer cada viernes como un “Viernes Santo” donde los cristianos pueden recordar la pasión de Cristo al ofrecer un tipo específico de penitencia.

Durante gran parte de la historia de la Iglesia, la carne se destacó como un sacrificio digno debido a su asociación con fiestas y celebraciones. En la mayoría de las culturas antiguas, la carne se consideraba un manjar y el “ternero engordado” no se sacrificaba a menos que hubiera algo que celebrar. Dado que los viernes se pensaban como un día de penitencia y mortificación, comer carne un viernes para “celebrar” la muerte de Cristo no parecía correcto. (Aparte de eso, algunos obispos han decidido levantar la prohibición). cuando el día de San Patricio cae en viernes durante la Cuaresma, ya que se considera una “solemnidad” para muchos católicos irlandeses.

Pero ¿por qué el pescado no se considera “carne”?

Según la USCCB , las leyes de la Iglesia clasifican la abstinencia de los “animales terrestres”. Las leyes de abstinencia consideran que la carne solo proviene de animales como gallinas, vacas, ovejas o cerdos, todos los cuales viven en la tierra. Las aves también se consideran carne. Los peces, por otro lado, no están en esa misma clasificación.

Los peces son una categoría diferente de los animales. Se permiten especies de sal y agua dulce de peces, anfibios, reptiles (animales de sangre fría) y mariscos.

En latín, la palabra que se usa para describir qué tipo de “carne” no está permitida los viernes es  carnis,  y se relaciona específicamente con “carne animal” y nunca incluyó pescado como parte de la definición. Además, el pescado en estas culturas no se consideraba una comida “de celebración” y era más una penitencia para comer.

Nuestra cultura actual es muy diferente, ya que la carne generalmente se considera la opción más barata en el menú y ya no tiene la conexión cultural con las celebraciones. Es por esto que muchas personas están confundidas acerca de las regulaciones, especialmente aquellos que aman comer pescado y no lo consideran una penitencia.

Al final, la intención de la Iglesia es animar a los fieles a ofrecer un sacrificio a Dios que viene del corazón y une el sufrimiento de uno con el de Cristo en la cruz.