Saltar al contenido
La Hora Muerta Empieza

¿Por qué los fantasmas causan puntos fríos?

17 diciembre, 2019

Una de las muchas señales de una casa embrujada es la existencia de supuestos puntos fríos, áreas donde la temperatura cae inexplicablemente, dejando a las personas con una sensación de escalofríos sobrenaturales.

Nos gustaría explorar este concepto desde dos perspectivas: 1.) si los fantasmas fueran reales, ¿por qué causarían puntos fríos ?; y 2.) suponiendo que no sean reales, ¿qué otras explicaciones existen para variaciones de temperatura extrañas en la misma habitación?

SI LOS FANTASMAS REALMENTE EXISTEN

Comenzaremos asumiendo que los fantasmas son reales. Esta es una suposición muy complicada, por cierto; Si bien muchas personas creen en los fantasmas, no existe evidencia sólida de que existan, e incluso si realmente son entidades físicas, no sabemos de qué están hechas, no sabemos lo que están haciendo y no sabemos cómo existen
Los fantasmas simplemente fallan en cada prueba de evidencia científica verificable, sin mencionar las leyes de la física.

Dicho esto, se conocen diversas teorías sobre el tema de los fantasmas. Una de ellas es que los fantasmas son energía. Otras teorías sugieren que están formados por partículas especiales, quizás neutrinos, o que en realidad son visitantes de otros mundos, su presencia forma una especie de abolladura en nuestro universo, que puede afectar el medio ambiente circundante. Por lo tanto, la teoría más común de por qué los fantasmas, y de hecho cualquier forma de actividad paranormal, causan puntos fríos es que, para manifestarse, deben extraer energía, es decir, calor, del medio ambiente. Esto hace que el área a su alrededor sea inusualmente fría. Son energía y requieren energía para existir.

Desafortunadamente, esto también contradice la Segunda Ley de la Termodinámica.

En una entrevista con “The Guardian” en el año 2011, el reconocido físico Brian Cox compartió sus pensamientos acerca de este tema “En mi opinión, la existencia de fantasmas contravendría la segunda ley de la termodinámica”, dijo, “el principio de la conservación de la energía y el hecho de que la entropía siempre aumenta; sería difícil tirar eso a la basura. Tendrías que romper el libro; eso es lo que implicaría si vieras un fantasma”.

ENTONCES, SI LOS FANTASMAS NO EXISTIERAN

Aquí es donde nos sumergimos en lo increíblemente mundano, porque cuando encontramos estas anomalías extrañas, ya sean puntos fríos o EVP o cualquier otra cosa, no hay ninguna razón particular para creer que son paranormales. Si bien podemos querer creer, al final del día, esta “evidencia” solo equivale a “cosas raras que notamos”. No se está probando ninguna hipótesis, ni experimentación, ni método científico, solo observación

¿Cuáles son, entonces, las explicaciones mundanas para los puntos fríos fantasmales? Cualquier cosa que proporcione flujo de aire, como puertas abiertas, ventanas, conductos de ventilación o chimeneas. El aire que se mueve a través de la habitación y el intercambio de calor que ocurre por convección puede hacer que ciertas áreas se sientan más frías que otras. Recuerda: el calor aumenta y, cuando se enfría, vuelve al piso. Además, en áreas cálidas de baja humedad, a veces se puede experimentar un escalofrío a medida que la humedad se evapora de la piel.

Nunca subestimes el poder de la sugerencia, ya que simplemente creer que estás en presencia de un fantasma puede tener un fuerte efecto en cómo percibes tu entorno.

De todos modos, queremos saber qué opinan sobre los fantasmas. ¿Existen? Y si es así, ¿de qué crees que están hechos? ¿Por qué crees que causarían puntos fríos? ¡Cuéntanos!