Saltar al contenido
La Hora Muerta Empieza

Profesor indica que el consumo de carne humana podría salvar al planeta del cambio climático

12 septiembre, 2019

¿Es el canibalismo la solución para el futuro suministro de alimentos?

Es controversial sin duda, pero es la descripción en un comunicado de prensa de una presentación dada en la feria gastronómica GastroSummit: “El nuevo foro gastronómico de Suecia y lugar de encuentro para la comida del futuro”, que se celebró el pasado fin de semana en Feria de Estocolmo. El título real era “Alimentos del futuro: gusanos, saltamontes o carne humana” y el razonamiento controvertido detrás de la propuesta de amigos por comida fue dado por el científico conductista y estratega de marketing Magnus Soderlund de la Escuela de Economía de Estocolmo. Söderlund admite que los mayores obstáculos para su propuesta son los tabúes, las revulsiones y las objeciones religiosas, morales, éticas, políticas y legales al consumo de carne humana.

“Todo nuestro cuerpo tiene aproximadamente 81,000 calorías: el muslo tiene aproximadamente 10,000 calorías y el corazón tiene 700 calorías. Cerca de la mitad de estas calorías provienen del tejido adiposo o graso, lo que nos convierte en la opción menos saludable para las personas que hacen dieta”.

Un artículo sobre el canibalismo en el “Medical Daily” nos da los números calóricos. Si bien la carne humana no es la mejor opción para los que se preocupan por su peso, si es una opción para los desesperados. Como ejemplo se puede decir que muchos aceptan que los 16 sobrevivientes de un accidente aéreo en los Andes en 1972 no habrían vivido durante 70 días sin comer a sus muertos. Probablemente, lo mismo sucedió con los colonos en Jamestown colonial en 1609 y el infame partido Donner en 1846.

Si bien está comprobado que la carne humana, en particular los cerebros, que contienen proteínas deformadas conocidas como priones, pueden causar una enfermedad mortal similar a las vacas locas, son extremadamente raras. Por otro lado, hubo un momento hace solo unos siglos cuando la grasa humana se vendía en boticarios en forma de ungüento como un remedio para huesos rotos, esguinces y artritis, mientras que los cráneos se convertían en polvo como tratamiento para epilepsia.

Entonces, se plantea que el canibalismo es un remedio potencial para tiempos desesperados ¿Te puede salvar? ¿Nos puede salvar? La mayoría ni siquiera pueden imaginarse tal idea, sin embargo algunos lo consideran aceptable ¿Tú qué opinas? ¿Seremos nuestra propia solución?