Saltar al contenido
La Hora Muerta Empieza

Trampas para demonios y otros 6 escalofriantes secretos hallados en casas

23 julio, 2021

El terror se puede encontrar en todas partes, incluso escondido en las paredes y debajo de las tablas del suelo de nuestras propias casas.

MIRA TAMBIÉN:

Se dice que detrás de cada puerta cerrada hay un secreto, y es una premisa que se usa en las líneas argumentales de la mayoría de las películas de terror. Una familia se muda a la casa de sus sueños solo para descubrir que en realidad es una casa de terror. Pero encontrar cosas raras y francamente espeluznantes dentro de su hogar no es algo que solo sucede en las películas. Los verdaderos propietarios de viviendas han experimentado cosas bastante aterradoras después de mudarse a sus casas. Desde cadáveres hasta habitaciones olvidadas hace mucho tiempo, e incluso esculturas sobrenaturales diseñadas para protegerse de las infestaciones demoníacas.

  1. TRAMPAS PARA DEMONIOS:

En el año 2014, los arqueólogos descubrieron “trampas de demonios” escondidas bajo las tablas del suelo de la casa Knole, una de las casas históricas más importantes de Gran Bretaña. Grabados en el siglo XVII, un período plagado de superstición y paranoia, se creía que estos tallados alejaban a los espíritus malignos y evitaban la posesión demoníaca. También conocidas como marcas de brujería, los tallados descubiertos en la antigua casa presentaban formas de V entrelazadas que se pensaba invocaban la protección de la Virgen María. También se dispusieron específicamente para atrapar demonios debajo de la chimenea, que se creía era un área particularmente débil para las infestaciones demoníacas.

Los investigadores resumieron que las trampas para demonios se colocaron en preparación de la visita del rey Jacobo I a la casa Knole en 1606, algo que nunca tuvo lugar. Durante el reinado del rey Jaime I, su interés por la brujería se convirtió en una peligrosa obsesión que llevó a cientos de víctimas a ser arrojadas a las llamas mientras Europa seguía siendo presa de una fiebre de caza de brujas. Las marcas se descubrieron debajo de las tablas del suelo de la alcoba destinada a la estancia de los reyes.

2. EL ÁTICO SECRETO:

En el año 1839, durante una visita a Norton Conyers en North Yorkshire, Inglaterra, la autora Charlotte Brontë se sintió intrigada por la leyenda de ‘Mad Mary’ (Loca Mary), la historia de una mujer loca que estaba confinada en el ático remoto de la casa señorial. Inspirándose en este cuento inquietante, Brontë escribió su famosa novela Jane Eyre ocho años después, que incluía una casa inquietantemente similar a Norton Conyers y, por supuesto, presentaba a su propia loca encerrada en el ático. Sin embargo, cuando Jane Erye alcanzó el éxito literario, el otrora famoso ático se desvaneció de la memoria y su ubicación se perdió en el tiempo cuando la escalera que conducía a la habitación se selló misteriosamente.

Sin embargo, en el año 2004, la “habitación de Mad Mary”, como se la conoce todavía hoy, fue redescubierta durante un proyecto de renovación. Al escuchar un ruido hueco al golpear las paredes, los dueños de la casa encontraron una escalera oculta. Los propietarios han mantenido la habitación exactamente como se encontró y ahora la han abierto para los visitantes, aunque los amantes de la literatura deben tener cuidado, se dice que el ático tiene un “sentimiento trágico” particular. Quizás el espectro de “Loca Mary” aún queda como un recuerdo en dicho lugar, destinada para siempre a permanecer encerrada en el ático.

3. ANTIGUO CEMENTERIO:

Si pensaras que esto solo sucedía en las películas de terror, estás completamente equivocado. Helen Weisensel, una mujer del condado de Jefferson, Wisconsin, descubrió un cementerio olvidado debajo de su casa. Durante las reparaciones de los cimientos de la casa, un trabajador se sorprendió cuando descubrió el cráneo humano de un hombre enterrado en la década de 1840. Los restos de un niño pequeño y más finalmente fueron descubiertos. Después de una investigación, se reveló que el cementerio se había vendido muchos años antes, y en ese momento era una práctica común mover solo las lápidas y cualquier ciudadano prominente, pero dejar el resto de las tumbas atrás.

A pesar de lo que debes estar pensando, Weisensel afirma que hasta ahora no ha experimentado nada extraño o paranormal dentro de su casa, y después de una demora de quince meses, su casa fue completamente reparada, independientemente de los cuerpos que aún descansaban debajo de ella.

4. PARED LLENA DE SERPIENTES:

Una pareja casada, Amber y Ben Sessions, compraron una nueva casa idílica en una pequeña y tranquila ciudad de Idaho. Poco después de mudarse, Ben encontró más de 40 serpientes en el jardín un día. No le dio tanta importancia a eso y los sacó de la propiedad usando baldes sin que su esposa supiera de sus invitados no deseados. Sin embargo, poco después, la pareja pasó una noche entera escuchando el deslizamiento de las serpientes. Tenían la sensación de que los sonidos provenían del interior de las paredes, y resultó que tenían razón. Tan pronto como Ben decidió quitar un panel de revestimiento, salieron cientos de serpientes. Resulta que su casa fue construida sobre un gran hibernáculo de estos animales.

Después de consultar a expertos, descubrieron que la única forma de deshacerse de los invasores sería levantar la casa y colocar los cimientos de hormigón. El costo de la modificación fue de aproximadamente de $ 100,000, lo que dejó a los Sessions sin otra opción que abandonar su nuevo hogar y declararse en bancarrota.

5. NOTA OCULTA:

Cuando Kerri y Jason Brown se mudaron a su nueva casa de cinco habitaciones en el 2005, pronto descubrieron una habitación secreta escondida detrás de una estantería. Al entrar, se toparon con una nota que simplemente decía “¡Lo encontraste!” por fuera y por dentro este mensaje:

“Hola. Si estás leyendo esto, entonces encontraste la habitación secreta. Fui propietario de esta casa durante un tiempo y se descubrió que tenía un problema grave de moho. Uno que realmente enfermó mucho a mis hijos hasta el punto de que tuvimos que mudarnos”.

Desafortunadamente para los Brown, la nota no era una broma. Pronto descubrieron que la casa estaba llena de Stachybotrys, también conocido como Hongo negro tóxico. Después de algunas investigaciones, los Brown rastrearon a George Leventis, el autor de la nota y antiguo propietario de la casa, y obtuvieron la historia completa de él. La familia Leventis, que no tenía dinero ahorrado para que le quitaran el moho, había dejado de pagar la hipoteca y la casa en ejecución hipotecaria. Pero George Leventis sabía que la casa podía revenderse, así que para advertir a los nuevos compradores, había dejado la nota cuidadosamente escondida.

6. PROYECTIL DE ARTILLERÍA:

Mientras Linda DeForest exploraba su nuevo hogar en Goshen, Indiana, encontró algo extraño en el sótano, algo que pensó que se parecía a un torpedo. Desconcertada, inmediatamente informó a su esposo, quien obedientemente bajó las escaleras y lo recogió para inspeccionarlo. Al darse cuenta de que tenía algo que ver con el ejército, llamó a un amigo, Joshua Blankenship, que era un veterano del ejército quien acababa de regresar a casa de un período de servicio. Blackenship les dijo que era un arma antitanque liviano o un proyectil de mortero, probablemente este último. Luego pasó a decirles que era muy antiguo y, lo más preocupante de todo, parecía que no había sido desactivado. Por último, agregó que DeForest debería sacar el objeto de inmediato en caso de que explote repentinamente.

Después de llamar a la policía, que confirmó que de hecho se trataba de una bomba de mortero , la Unidad de Eliminación de Artefactos Explosivos vino a llevárselo, dejando intacta la nueva casa de DeForest, aunque le faltaba un trozo de historia militar.

7. UN CUERPO MOMIFICADO:

Si pensabas que descubrir que tu casa fue construida sobre un cementerio olvidado era lo peor que podría pasar, esta próxima historia quizás te haga cambiar de opinión. Jorge Giro no podía creer su suerte cuando compró su nueva casa en Roses, España, por un precio tan bajo en una subasta. La casa, le dijeron, había sido una ejecución hipotecaria y permaneció vacía durante seis años después de que el propietario desapareciera misteriosamente.

Sin embargo, la propietaria original no había desaparecido en absoluto, de hecho, todavía estaba en la casa. Lo primero que vio Giro al entrar en su nueva casa fue su cadáver momificado. Ella había fallecido hace seis años y nadie había pensado en ver cómo se encontraba ella ni la casa. Probablemente no sea el regalo de bienvenida que muchos esperarían al llegar a su nuevo hogar.