Saltar al contenido
La Hora Muerta Empieza

Un fenómeno inquietante, cuando las paredes sangran

20 diciembre, 2019

¿De entre las diversas señales que indican que una casa está infestada de entes espirituales, cuál crees tú que es la más aterradora? ¿Cuando las luces comienzan a parpadear sin motivo aparente? ¿objetos que se mueven? ¿la aparición de un fantasma? ¿y qué tal cuando las paredes comienzan a sangrar? Si fuéramos testigos de un incidente como ése es muy probable que lo primero que se nos pasaría por la mente sería mudarnos de casa de manera inmediata.

Suena bastante extraño, pero este fenómeno sobrenatural ha sido reportado en una serie de casos alrededor del mundo sin que se le pueda brindar una explicación lógica al respecto. Revisemos algunas de estas historias reales.

La Casa Tallmann: Esta casa estaba ubicada en Horicon, Wisconsin. Todo parecía tranquilo hasta que la familia se topó con un inusual objeto encantando, un camarote. Se dice que cada miembro de la familia sufrió de 9 meses de intensa actividad paranormal durante el año 1988, y todo al parecer se originó cuando compraron el camarote de segunda mano. Se cuenta además que uno de los incidentes que ocasionó la mudanza de los ocupantes, fueron las paredes y el líquido rojizo que empezó a emanar de ellas, una sustancia de consistencia similar a la de la sangre, la cual apareció de la nada y sin una fuente específica de origen. Los escalofriantes rumores se propagaron por todo el vecindario y finalmente, la familia huyó del lugar.

Seminario Maryknoll: Desde que fue derribado, la leyenda adquirió mucha más fuerza y llamó la atención de todo aquel aficionado de eventos sobrenaturales. Los testigos cuentan que el Seminario de Maryknoll, ubicado en Illinois, albergaba el espíritu de un monje

quien se habría quitado la vida en el campanario. Después de su deceso, comenzaron a oirse ruidos inexplicables y además hubo informes de avistamientos de sangre fresca que manaba por el exterior de la torre.

Horror en la Casa Winston: Quizás el incidente más extraño con respecto a este fenómeno ocurrió en la Casa Winston a fines de la década de 1980. Esta historia tiene como víctimas a William y Minnie Winston de 79 y 77 años respectivamente, quienes se contactaron con las autoridades policiales después de descubrir aterrados que las paredes en su hogar estaba manchadas de sangre. Tal y como indica el reporte, la pareja halló el misterioso líquido en los pisos y paredes de la casa que habían alquilado por 22 años y de acuerdo a las pruebas de laboratorio llevadas a cabo, se confirmó que aquello era ciertamente, sangre humana del tipo O, a diferencia de los Winston, quienes tenían sangre del tipo A.

El primer avistamiento del fenómeno fue realizado por Minnie Winston después de salir de su bañera el 8 de septiembre del año 1987. Después de investigar, la policía halló plasma en el baño, en la cocina, en la sala de estar, el dormitorio y los pasillos, sin embargo, a pesar de la intensa investigación, no se pudo hallar ninguna explicación de su origen. La historia apareció en diversos medios de comunicación y hoy en día sigue siendo todo un misterio.